Gravity: Una experiencia única en una generación

Lunes 07 de Octubre de 2013. Son las 23:17 en el preciso momento que comienzo a escribir estas líneas. La temperatura exterior es de 17º.

Acabo de llegar de Leganés, del centro comercial Parquesur, hasta donde me he desplazado junto con mi hermano con la intención de ver “Gravity” como había que verla, en IMAX 3D. Todavía ni siquiera he acabado de digerir lo que acabo de presenciar. Muchos me dirían que lo suyo es realizar una crítica en frío, una vez que haya reposado y valorando objetivamente…pero ¿qué narices? el cine es emoción, es sentimiento y eso es justamente lo que me ha transmitido “Gravity” y lo que merece ser descrito. Al igual que un testigo que presencia un crimen, todo detalle que luego pueda olvidar es importante y es mejor contarlo cuanto antes.

Lo primero que voy a dejar muy claro, es que en ningún momento me referiré a “Gravity” como película. Sinceramente no creo que lo sea. Alfonso Cuarón ha alcanzado el cenit de su talento audiovisual con una obra que más bien merece ser llamada “experiencia”. Lo he dicho ya en redes sociales y lo seguiré repitiendo, creo que lo que ha conseguido esta producción es un avance significativo en la forma que tenemos de entender el cine. Al igual que en su día el público se quedó asombrado al ver “El cantor de Jazz” o “El mago de Oz”, la gente debería apreciar lo que hoy en día se puede ver en nuestros cines. Si hace unos días defendía que David Cage realiza obras que no pueden considerarse videojuegos ni películas, hoy esa descripción encaja con la misma exactitud con Alfonso Cuarón. “Gravity” es sin duda la pieza audiovisual que mejor uso hace del 3D que he visto nunca. Más allá de intentar crear efectos espectaculares que hagan que el público se maraville con la técnica, lo que hace es ponernos directamente como espectadores de una serie de acontecimientos que tienen lugar.

Desde el minuto 1, ahí sentados en nuestra butaca, con las luces apagadas y la sala en silencio, nos sentimos flotando en el espacio. Llega un momento en la proyección en la que directamente creemos que somos una parte más de ese pedacito de universo.

Gravity-Bullock

“Gravity” es una obra que tiene tantos aspectos a destacar que correría el riesgo de extenderme durante metros y metros de texto si describiera todos con detalle. El uso del sonido, o más bien del silencio recuerda a 2001 de Stanley Kubrick. Durante casi todo el tiempo no oiremos más que la respiración de los personajes, la música y las voces. Y este último punto me da rabia ya que siento haber estropeado el 80% de la experiencia viéndola en versión doblada. En una obra así donde casi lo único que se nos muestra son unos pocos rostros, que encima apenas se ven la mayor parte del tiempo, las actuaciones originales son esenciales. Estoy convencido de que George Clooney y Sandra Bullock lo bordan y pienso verla en cuanto pueda en el idioma en el que se ha concebido.

Otro punto fuerte es la sensación de terror que provoca estar flotando en medio de ese enorme vacío oscuro. Es curioso que durante mucho tiempo innumerables personas se han hecho la pregunta de si se pasaría más miedo saliendo al espacio o bajando al fondo del mar, pero nunca antes se había usado ese elemento en el cine como hasta ahora. Alfonso Cuarón juega con ese temor constante a salir despedidos y vagar por siempre en el espacio de forma brillante. Cuando ves a los astronautas dando vueltas alrededor de una nave que orbita a velocidades de vértigo lo único que pasa por tu cabeza es “menudo par que tiene esta gente”. Es escalofriante.

El efecto 3D es por supuesto otro de los grandes alicientes. Llevaba años queriendo poder ver algo en el IMAX que no fuera una película de dinosaurios o animales preparada para ello para saber si de verdad merece la pena. He de decir que si algo no me ha sorprendido hoy es precisamente el 3D. De hecho lo que más me ha llamado la atención ha sido la cuenta atrás previa a la proyección en la que los números prácticamente me atravesaban la cabeza. En ese momento me daba cuenta de que la tecnología del IMAX está un paso por delante. Sin embargo, en “Gravity” la sensación no es tan llamativa. De hecho es posible que en Kinépolis se vea exactamente igual, exceptuando el tamaño y proporciones de la pantalla, que sin duda ayudan a sumergirse en la experiencia. Con ésto no quiero decir ni mucho menos que el efecto sea malo. Es más bien todo lo contrario. Es una obra que debe ser disfrutada SÍ O SÍ en 3D, y la razón es muy simple. “Gravity” consigue que nos olvidemos por completo de este engaño al cerebro para usarlo de forma diegética con la producción. Es decir, es una herramienta que se utiliza para que en todo momento tengamos constancia de las distancias que existen entre los elementos en pantalla (algo esencial si todo transcurre en el espacio, donde es muy difícil medir) y no para crear bonitos efectos que nos saquen de la trama.

gravity650.jpg

Por supuesto hay muchos momentos en los que pequeños objetos se acercan a la cámara para acentuar el efecto, pero todo está siempre justificado. Esos elementos que comienzan a alejarse de los protagonistas y se nos acercan sólo se usan para recordarnos lo importante que es en todo momento que no se puede dejar que nada se escape hacia el vacío.

La banda sonora sirve para aumentar la tensión en los momentos clave, y tensión hay a patadas. Quien vaya al cine esperando ver “La jungla de cristal” se está equivocando, pero es no quita para que “Gravity” resulte una cinta muy entretenida si por supuesto se le conceden determinados momentos para que se recree en algunos de los fotogramas más bellos que han pasado nunca por una pantalla.

Existen planos que son una auténtica delicia para el ojo humano. Como he dicho, esta obra es una experiencia que todo aquel que sienta curiosidad por el espacio debería ver. Es lo más cerca que estaremos seguramente de experimentarlo en mucho tiempo. Es una especie de “Caminando entre dinosaurios” pero en el espacio, con argumento y en la que casi somos partícipes. Al igual que “Heavy Rain” o “Beyond: two souls” toma elementos del cine, Cuarón se vale de técnicas propias de los videojuegos para meternos lo máximo posible en la piel de Sandra Bullock.

Una vez que todos estos elementos nos han ganados completamente y estamos con la boca abierta contemplando este despliegue técnico, comienzan a sucederse uno tras otros todos los acontecimientos que mueven el argumento. Si en algunas cosas es un homenaje a 2001, en otros momentos he creído estar viendo a la Teniente Ripley una vez más.

GRAVITY

No se si alguna vez antes había estado sentado en el cine agarrando con fuerza los brazos del asiento, sobrecogido por lo que estaba viendo y deseando que todo acabara bien. Son muchos momentos en la escasa hora y media que dura la obra en los que se nos hace un nudo el estómago, nos quedamos embobados, nos emocionamos o sufrimos una agonía constante. Yo me quedo con la sensación de estar mirando a la pantalla y pensar para mis adentros “estoy contemplando un antes y un después en el mundo del cine”.

Hay algunas escenas realmente hermosas en la que tras una serie de hechos de alta carga dramática, se da un respiro al espectador y se le obsequia con preciosas alegorías visuales, como una Ryan Stone renacida.

video-undefined-1BA51708000005DC-288_636x358

La dirección de Alfonso Cuarón es por supuesto la clave en todo momento. El estilo desde el que se ha querido abordar este proyecto es lo que lo hace tan especial. Los primeros 10-15 minutos de cinta son un plano secuencia (plano sin cortes) marca de la casa, un recurso que se repite en más de una ocasión y que siempre le encanta utilizar. La forma en la que está rodada deja patente su ambición, y sin duda alcanza sus metas.

Y por último, haré mención especial a la actuación de los protagonistas. Esa actuación que no he podido disfrutar en su máximo esplendor, sin duda, pero que aún así se nota sólo en lo físico que es genial. Sandra Bullock vuelve a ofrecernos una interpretación seria como ya hiciera en “Crash” o “The blind side” y que deja claro una vez más que tiene mucho talento más allá de las comedias. George Clooney por su parte es el que seguramente pierde más en su doblaje ya que aunque el nivel es bueno, su papel no se presta tanto a apreciarse sólo con los ojos, y aún así nos brinda uno de los mejores momentos.

“Gravity” es una historia de la capacidad de superación que tiene la raza humana. No es una historia nueva ni compleja. Que nadie crea que el gran aliciente de esta producción es un argumento nunca antes contado. Es una trama que encaja a la perfección con lo que se quiere transmitir y que no es necesario llevarla más allá. Sentiremos miedo cuando hay que sentirlo y tristeza cuando llegue la ocasión.

1380827049000-XXX-GRAVITY-MOV-JY-8924-58840117

Mi hermano y yo, que la hemos visto juntos, llevábamos tiempo diciendo que desde que se estrenó “Inception” ninguna película había conseguido sorprendernos tanto. Eso se ha acabado hoy con una experiencia que ha ido más allá y que vuelvo a repetir, marca un antes y un después en la industria. Muestra lo que el cine es capaz de hacer, y dependerá de aquellos directores que se interesen en que se aproveche más a menudo. Si quiere ver una obra del espacio, no una que transcurre en el espacio, sino una del espacio de verdad, no hay otra mejor ahí fuera.

Volveré a verla sin duda en el cine, pues tristemente perderá mucho cuando deje de estar en cartelera y muchos la vean en un televisor de 40-50 pulgadas con muchas distracciones alrededor. Aún así se que lo que he vivido hoy no lo volveré a vivir, porque el factor sorpresa se ha perdido, y me alegro de haberla visto en las mejores condiciones posibles. Ha sido una noche increíble que me ha recordado una vez más porque adoro esta industria. Una experiencia de la que nunca me querré soltar.

gravity-venice-film-festival-2013-premiere-inside3

Antes de despedirme dejaré aquí algunas de las críticas que he leído con las que me siento muy identificado y para que algunos escépticos vean que estas palabras no son fruto de alguien excesivamente emocionado.

Captura de pantalla 2013-10-08 a la(s) 00.48.56

Captura de pantalla 2013-10-08 a la(s) 00.48.13

Captura de pantalla 2013-10-08 a la(s) 00.42.28Captura de pantalla 2013-10-08 a la(s) 00.42.48Captura de pantalla 2013-10-08 a la(s) 00.43.34Captura de pantalla 2013-10-08 a la(s) 00.44.21

“Aquí Alberto Carlier transmitiendo a ciegas…corto y cierro”

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s